Masajes

Los masajes son técnicas manuales que se realizan a través de acciones mecánicas de mayor o menor intensidad, rítmicas y profundas, utilizando para ello las manos y así influir sobre el organismo, con el fin de lograr un equilibrio físico y mental.

La finalidad del masaje estético es combatir el envejecimiento natural de la piel y eliminar las imperfecciones.

 Masaje relajante:

Relaja el cuerpo y la mente, activa la circulación y mejora la piel.

 Masaje reductor y anticelulítico:

Mejora el aspecto de la piel, disminuyendo la flacidez, piel de naranja y la celulitis

Elimina la grasa localizada mediante diferentes movilizaciones

Activa la circulación sanguínea y linfática, realizando masajes localizados en las zonas del cuerpo que queremos tratar y logrando así reducir y moldear la zona.

 Masaje reafirmante:

Este masaje está indicado para mejorar la piel, tanto por pérdida de peso después de una dieta de adelgazamiento, o simplemente como prevención a la flacidez. Además, conseguimos tonificar la musculatura y activar a la vez la circulación sanguínea.

 Masaje circulatorio:

Activa la circulación sanguínea, ayuda a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo, mejora el retorno venoso y ayuda a la reducción de edemas que sean de origen circulatorio,  como piernas hinchadas, cansadas, retención de líquidos, etc.

 Drenaje linfático:

Es un masaje suave y ligero que se aplica sobre el sistema circulatorio.

Su finalidad es movilizar los líquidos del organismo para favorecer la eliminación de las sustancias de deshecho que se acumulan en el líquido que ocupa el espacio entre las células.

Ayuda a drenar los líquidos, inhibe el dolor de piernas cansadas, elimina toxinas, estimula la función renal, reduce la inflamación, produce un efecto de relajación (por lo que se recomienda para situaciones de estrés), mejora la circulación sanguínea y oxigena los tejidos.

RESULTADOS

Instantáneos

APLICACIÓN

60'

DURACIÓN

Personalizado

ANESTESIA

No

Pide cita ahora